Cinco actividades de motricidad gruesa para hacer dentro de casa

Jun 30 , 2020

Cinco actividades de motricidad gruesa para hacer dentro de casa

“Los niños necesitan espacio y tiempo para jugar.
 Jugar no es un lujo, es una necesidad”

Kay Redfield Jamison.

 

El desarrollo de la motricidad gruesa es esencial en la primera etapa del crecimiento pero no por ello se va a dejar de estimular en los siguientes años. La motricidad gruesa involucra todo el cuerpo y es importante porque va preparando a los niños a tener más control sobre sí, lo que dispone al niño para movimientos cada vez más controlados y pequeños, hasta el punto de llevar a cabo tareas que a nosotros nos resultan comunes como armar o escribir pero que requieren el desarrollo de varias habilidades previas como la coordinación ojo mano, equilibrio, estabilidad, concentración, destrezas que como te habrás dado cuenta son fundamentales para el futuro.

Me parece muy importante recordar que los cerebros de los niños están en pleno desarrollo y que cada actividad que realicen contribuye la formación de conexiones que fortalecerán un mejor aprendizaje.

Édouard Claparede, psicólogo y neurólogo infantil expone que el niño debe estar constantemente en actividad para lograr su desarrollo integral y en el futuro llegar a ser un adulto que ha desarrollado sus capacidades y lucha por lo que quiere.

Dos de las destrezas más reforzadas con juegos de motricidad gruesa son la coordinación y el equilibrio. El equilibrio corporal se construye y desarrolla en base a las informaciones visoespacial y vestibular. Un trastorno en el control del equilibrio, no sólo va a producir dificultades para la integración espacial, sino que va a condicionar en control postural. Mientras que la coordinación va a influir de forma decisiva sobre la velocidad y la calidad de los procesos de aprendizajes de destrezas y técnicas específicas, que más tarde harán su aparición en el mundo escolar. Es por ello que la coordinación es una cualidad neuromuscular íntimamente ligada con el aprendizaje.

Ahora que sabes la importancia de estimular la motricidad gruesa te doy unas ideas para que juegues en casa sin necesidad de un gran espacio, ni patio, ni jardín y sin gastar demasiado. Lo más importantes es pasarla bien con tus pequeños mientras ejercitan su cerebro y se fortalece el vínculo.

 

  • Convertirse en animales.

Este es de los juegos más sencillos y económicos, utiliza tu creatividad y expresión para compartir esta actividad con tus niños, el chiste es  gritar un animal que se les venga a la mente y tratar de imitarlo con todo el cuerpo; cara, extremidades, haciendo ruidos. Conviértanse en tigres, leones, pingüinos, patos, ranas, gatos.

Esta actividad les permitirá desarrollar su expresión corporal, el equilibrio, el reconocimiento de los animales, atención, creatividad, coordinación, fonética, ejercitación de los músculos de la cara.

  • Atravesar obstáculos como buenos espías.

 Ese es un juego muy divertido en donde los pequeños deben convertirse en espías y pasar por peligrosos rayos formados con estambre.

Esta actividad les ayuda también a trabajar la coordinación y el equilibrio de forma muy precisa, desarrollan la conciencia de su cuerpo y movimientos, los prepara para movimientos más delicados y finos, trabajan los músculos y lo mejor es que la pasan muy bien.

Es un juego que les ayudará a desarrollar su tolerancia a la frustración y a ser más perseverantes en caso de que no logren con facilidad pasar los obstáculos sin tocar el hilo.

  • Dibujar con los pies

Otra dinámica que les va a encantar es dibujar con los pies, sólo necesitas un papel kraft y pinturas lavables.

Esta actividad desarrollará el conocimiento del cuerpo,  su creatividad, el control de sus movimientos, el equilibrio, el conocimiento de los colores básicos pero también la mezcla de éstos por lo que incrementa su vocabulario.

  • Pisando el color correcto.

Con unas  hojas de colores haz unos círculos y pégalos en el piso, los círculos pueden tener diferentes medidas, unos pueden ser bastante amplios y otros más pequeños, deben estar distribuidos en el espacio y mezclados. Debes decir en voz alta un color y el pequeño debe pisar con  un pie el color que le pediste sin que el otro toque el piso, debe hacer el salto con un solo pie, este juego puede ser más exigente porque es donde más se trabaja el equilibrio y coordinación por eso cada vez que falle no lo marques como un fracaso el chiste es que sea muy divertido.

  • Carrera con obstáculos

Pero no es una carrera sólo por hacerse a correr si no que haga todas las actividades bien en el menor tiempo posible.

 El juego inicia imitando un sonido de corneta, el niño primero salta para agarrar un globo que ha sido colgado con un hijo desde el techo, luego pasa por debajo de un palo de escoba atravesado que se detiene con dos sillas, lo siguiente es lanzar una pelota (puede ser hasta un bola hecha con papel) a una torre formada con latas, vasos de plástico o cilindros de papel higiénico,  luego debe llevar un  vaso lleno de agua de un punto otro sin derramarla  y cierra al pegar un globito en el punto más alto en la pared.

 

Bibliografía:

Baque G. (2013) Actividades lúdicas para el desarrollo de la motricidad gruesa en niños y niñas de primer año de educación básica de la unidad educativa fiscomisional santa maría del fiat, parroquia Manglaralto, provincia de santa Elena, periodo lectivo 2013-2014. Universidad estatal península de santa Elena. 

https://repositorio.upse.edu.ec/xmlui/bitstream/handle/46000/1051/TESIS%20JULIO%20BAQUE.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Diaz A. (2015) Estrategias lúdicas para fortalecer la motricidad gruesa en los niños de preescolar de la institución educativa bajo grande – sahagún. Fundación universitaria los ibertadores.

https://repository.libertadores.edu.co/bitstream/handle/11371/454/DiazAvilaAmparo.pdf?sequence=2&isAllowed=y

 

Autor: Psicóloga Berenice González.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados