La importancia de saber decir NO

Jan 01 , 2020

La importancia de saber decir NO

Muchos adultos consideran que si un niño dice NO es indisciplinado, esto puede ser cierto o no dependiendo de varios aspectos, si los pequeños se niegan a seguir instrucciones que son parte de una rutina como alimentarse o irse a dormir y si además lo hacen como berrinche posiblemente estamos hablando de falta de límites pero eso es algo que con trabajo se va logrando, sin embargo el decir no también es un aspecto positivo, una fortaleza y puede ser una herramienta de autoprotección.

saber decir no

Cuando los papás respetan y fomentan que los niños den negativas estamos fortaleciendo su carácter, empoderándolos y protegiéndolos de situaciones tan desagradables como el abuso ya sea físico o sexual.

Pensemos en la siguiente actitud, con frecuencia se les pide a los niños saludar dando beso a un adulto, ya sea una persona cercana o un desconocida, y a veces los pequeños se niegan porque quizá no están de buen humor, o no se sienten cómodos o estamos invadiendo su espacio físico y corporal, bueno en casos así es importante respetar su deseo porque de otra forma el mensaje que se les está dando es que no importa cuál sea su opinión o interés, ellos deben hacer siempre lo que el adulto pide, SIEMPRE. Los niños tienen en su conciencia que son seres pequeños y que necesitan de los mayores, que éstos tienen muchas ventajas sobre ellos, saben que tienen poder y que acatar sus órdenes es importante por lo que entonces si un adulto pide algo ya sea con buenas o  malas intenciones no queda más remedio que hacer lo que se le dice.

Como adulto sabrás que decir no es una acción compleja, que nos inculcan desde muy pequeños  a decir siempre sí a todo, nos educan para ser complacientes, para ser agradables y agradar es una necesidad humana, es una manera de sentirse querido, así que es más adecuado educarlos con la idea de que decir “no” no los hace más egoístas, personas malas o groseras, por el contrario estamos formando un carácter fuerte que les permite ser más honestos con los demás y consigo mismos con respecto a lo que quieren y pueden.

Considera que una persona que dice que sí a todo más allá de ser genuinamente apreciado o admirado es percibido como alguien frágil, manipulable, incluso tonto, son personas a quiénes no se les toma en serio ni se les respeta y de quiénes es muy fácil abusar, y eso les genera sentimientos de frustración consigo mismos y enojo con su entorno.

Construye una base fuerte para que tu pequeño forme un carácter que le permita sentirse seguro de sí mismo, ayuda a entender qué es lo que le gusta y que no respetando sus  preferencias y que sea más sencillo para tu hija o hijo saber qué es lo que va a aceptar o rechazar, señálale que nadie debe obligarlo y evita en lo posible obligarlo tú. En caso de que te estés preguntando cómo puedes saber en qué cosas sí es válido obligarle y en que no pues la respuesta es, en ninguna, para cosas necesarias como ir al médico, comer verduras o dormir temprano, explícale constantemente porqué es necesario hacerlo, dile que eso le hace bien, explícale también las consecuencias de no hacerlo, pero sobre todo realízalas tú también y hazlo con placer, recuerda siempre que ellos imitan a los adultos, pero sobre poner límites escribiré  más adelante.

Para el siguiente post quiero compartirte un libro infantil que habla de este tema tan importante  para educar a niños más fuertes y seguros de sí mismos, pero prefiero hacer una reseña más extensa así que mantente al pendiente.

Autor: Psicóloga Berenice González.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados